En nuestro día a día no somos conscientes de la cantidad de basura que genera un ser humano. Vivimos en una sociedad adicta al consumo, donde los productos y su vida útil cada día es más corta. Estos factores tambien afectan al campo de la tecnología aunque quizá no seamos tan conscientes de ello. Os habeis parado a pensar la cantidad de móviles que se deshechan en un año. ¿Cuántos realmente han llegado al final de su vida útil? ¿Cuántos se cambian por moda? Las marcas nos obligan a estar a a última en cuanto a hardaware, software, diseño, etc; de lo contrario seremos unos neandertales tecnológicos.

Sin embargo ayer descubrimos este video con un concepto innovador que permitiría a un usuario tener el móvil perfecto en cada ocasión, y repararlo por partes en caso de rotura.

[youtube id=”oDAw7vW7H0c” width=”600″ height=”350″]